Argentina dice que es tarea del Grupo de Lima mantener la presión por Venezuela

El canciller argentino, Jorge Faurie, dijo este sábado que es tarea del Grupo de Lima, cuyos cancilleres se reunirán el próximo martes en Buenos Aires, mantener la “presión” internacional para lograr una solución a la crisis que vive Venezuela. EFE

Buenos Aires | EFE.-

El canciller argentino, Jorge Faurie, dijo este sábado que es tarea del Grupo de Lima, cuyos cancilleres se reunirán el próximo martes en Buenos Aires, mantener la “presión” internacional para lograr una solución a la crisis que vive Venezuela.

Faurie destacó que el grupo, integrado por varios países latinoamericanos y Canadá, fue “pionero” al marcar con “gran fortaleza” la “ilegitimidad de la dictadura” de Nicolás Maduro y, con sus sucesivos pronunciamientos, lograr que cerca de medio centenar de países apoyaran a la oposición liderada por Juan Guaidó.

“El Grupo de Lima ya tiene más de dos años de esta actividad de persuadir países y de actuar ante aquellos que todavía tienen vínculos y sostienen parte de lo que es la dictadura madurista”, dijo el canciller en declaraciones a radio Mitre, de Buenos Aires.

Faurie reconoció que aún no se ha alcanzado el “resultado deseado”, que “es que haya elecciones y un régimen democrático en Venezuela”.

“Forma parte de nuestra tarea mantener esta presión y continuar con la búsqueda de una solución para las elecciones y el fin del madurismo”, afirmó.

La Cancillería argentina informó este sábado en un comunicado que la cita ministerial del martes tendrá por objetivo “continuar coordinando esfuerzos para la recuperación de la democracia en Venezuela”.

“En esta ocasión, junto al canciller Faurie, participarán de la reunión del Grupo de Lima los representantes de Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana y Perú, además de altos representantes de los Gobiernos de Canadá, Honduras, Panamá, Paraguay y Santa Lucía”, precisa el comunicado.

Asimismo, de la cita en Buenos Aires, la décimo quinta que realiza el Grupo de Lima, participarán como observadores Ecuador y, por primera vez, El Salvador.

Guaidó, titular del Parlamento y reconocido por más de 50 países como mandatario interino de Venezuela, intervendrá en la reunión a través del sistema de vídeoconferencia.

Y en su representación lo hará en las deliberaciones que se realizarán en la sede de la Cancillería argentina el diputado venezolano Julio Borges.

Asimismo, en el marco del proceso de convergencia entre el Grupo de Lima y el Grupo Internacional de Contacto liderado por la Unión Europea (UE), participará en la reunión Enrique Iglesias, asesor especial para Venezuela de la alta representante para Asuntos Exteriores de la UE, Federica Mogherini.

La reunión se celebra poco después de que la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, difundiera un informe sobre la situación en Venezuela.

Según el comunicado de la Cancillería argentina, las conclusiones de ese informe “ratifican las denuncias efectuadas por el Grupo de Lima desde su creación y la imperiosa necesidad del retorno de la democracia y el respeto de los Derechos Humanos en Venezuela”.

Asimismo, la cita en Buenos Aires se realiza mientras en Barbados continúan las negociaciones entre Maduro y la oposición bajo la mediación de Noruega, tras rondas de diálogo en Oslo.

Consultado sobre el proceso en Barbados, Faurie dijo hoy que “todos los esfuerzos que se puedan hacer para lograr una salida y un proceso eleccionario, que es lo más importante”, son “bienvenidos”.

Pero sostuvo que “algunas de estas iniciativas el régimen de Maduro las utiliza como un efecto propagandístico para dar entender que ellos están con una vocación de diálogo, pero ganan tiempo, y el tiempo sólo opera en favor del madurismo”.

La crisis venezolana estuvo presente en la cumbre del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) que se celebró el pasado miércoles en Argentina y en la que los miembros del bloque, junto a seis países asociados, expresaron su preocupación por el “severo deterioro” de las condiciones de vida en Venezuela.

También fue uno de los temas de conversación este viernes en Buenos Aires entre el presidente argentino, Mauricio Macri, y el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, quien este sábado afirmó en una entrevista con el portal argentino Infobae que “Maduro debe irse”.