Almagro tiene “firme intención” de trabajar con autoridades hondureñas

Una partidaria del candidato opositor a las presidenciales de Honduras, Salvador Nasralla, frente a un grupo de policías en una manifestación contra la reelección de Juan Orlando Hernández, el 21 de enero en Tegucigalpa. (AFP | Orlando SIERRA)

AFP.-

El secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, anunció este lunes que su oficina tiene la “firme intención” de trabajar con las autoridades electas de Honduras, a pesar de la controversia sobre los resultados de los comicios del 26 de noviembre del año pasado.

La institución apuntó en una nota oficial que “manifiesta su firme intención de trabajar en el futuro con las autoridades electas de Honduras, en sus tres niveles”.

El presidente Juan Orlando Hernández ganó con una estrecha victoria sobre el opositor de izquierda Salvador Nasralla, cuyo partido denuncia que hubo fraude en el conteo de los sufragios.

La autoridad electoral (TSE) tardó más de tres semanas en declarar al ganador, en medio de una ola de manifestaciones opositoras y disturbios que no han cesado desde los comicios.

Organismos de derechos humanos aseguran que más de 30 personas murieron por la represión policial y militar y más de 800 fueron arrestadas.

La propia oficina de Almagro dijo en diciembre que la Organización de Estados Americanos (OEA) no podía dar certezas sobre el resultado de esos comicios y apuntó que la única salida era “un nuevo llamado a elecciones generales”.

El lunes señaló, en tanto, que “para construir sociedades democráticas, inclusivas y con desarrollo es necesaria la cohabitación de instituciones, partidos políticos, sectores sociales y ciudadanía.

El marco “apropiado” para generar un ambiente que atienda estas condiciones es constituido por la normativa del Sistema Interamericano y especialmente la Carta Democrática Interamericana, subrayó.

Cambio de postura

La OEA envió una misión de observación a Honduras para acompañar las elecciones presidenciales de noviembre, que presentó un informe demoledor según explicó Almagro en diciembre.

“El proceso electoral estuvo caracterizado por irregularidades y deficiencias, cuya entidad permite calificarlo como de muy baja calidad técnica y carente de integridad”, señaló Almagro en ese momento, en referencia al informe de la misión observadora.

“El pueblo hondureño merece un ejercicio electoral que le brinde calidad democrática y garantías. El ciclo electoral que el TSE dio por cerrado (…) claramente no lo ha sido”, afirmó en esa nota.

El propio Nasralla acudió a la OEA el 18 de diciembre para presentar lo que denominó “evidencias” de las irregularidades cometidas en la elección.

Sin embargo, pocos días más tarde, el 22 de diciembre, el Departamento de Estado de Estados Unidos felicitó a Hernández “por su victoria en las elecciones”, en un reconocimiento del resultado de los comicios.

Hernández tiene previsto tomar posesión el 27 de enero en una ceremonia sencilla, aunque la oposición ha prometido manifestaciones toda la semana en contra de la investidura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: